Reflexiones – La Meta de J.C. Penney


El fundador de la cadena de tiendas por
departamento J.C. Penney, declaró:

«Deme un empleado de almacén con una meta y yo le daré un hombre que
hará historia. Deme un hombre sin una meta y le daré un empleado de
almacén».

Penney reconocía el poder y la importancia de las metas.

Mientras usted trabaja en ellas, ellas trabajan en usted.

Lo que usted obtiene al lograr sus metas no es tan importante como lo
que usted llega a ser al lograrlas.

En el caso de Penney, hizo más que hacerse rico al edificar una
cadena de 1,600 tiendas por departamento con ventas mayores a los cuatro
mil millones de dólares. Él desarrolló su potencial y el de otros y dio
generosamente para obras de caridad y ayudó a personas que trabajaban
para él.

Después de hacer pública su compañía en 1927, dio acciones a todos
sus gerentes e incluyó a todos los empleado en un programa de
repartición de ganancias. Es evidente que halló su propósito, creció en
su potencial, y sembró semillas para beneficio de otros.

Verdaderamente tuvo éxito.

A medida que usted explora su sueño, pondera su propósito e
identifica sus metas, prepárese para las cosas maravillosas que
ocurrirán.

No se puede decir lo que ocurrirá en el viaje al éxito. Al final, su
vida puede superar sus expectativas. Pero tiene que empezar en algún
punto para cumplir su sueño, y establecer metas es un excelente punto de
partida

Tomado de:Maxwell, J. C. 2003; 2003. El mapa para alcanzar el exito;
Your Road Map for Success . Thomas Nelson, Inc.

Hacía donde te diriges? Ya tienes un sueño en tu mente? Sabes a donde
llegar? Qué es lo que motiva tu vida? Que Dios sea el guia en tu vida.

Bendito sea El Señor, Dios de mi amo Abraham, que no apartó de mi amo
su misericordia y su verdad, guiándome Jehová en el camino a casa de
los hermanos de mi amo. Gen 24:27

Entonces él me respondió: El Señor, en cuya presencia he andado,
enviará su ángel contigo, y prosperará tu camino; y tomarás para mi hijo
mujer de mi familia y de la casa de mi padre. Gen 24:40

Dios de mi señor Abraham, si tú prosperas ahora mi camino por el cual
ando. Gen 24:42

Esta entrada fue publicada en Salud y bienestar. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s