Reflexiones – mi iglesia es Crucero o barco de guerra


 Hace algún tiempo, nuestra iglesia “adoptó” al
USS Reuben James, una fragata asignada al Golfo Pérsico. Estuvimos de
acuerdo en orar diariamente por la tripulación y enviarles a los
marineros cintas grabadas y libros. También les
enviábamos copias de nuestros cultos de fin de semana para que pudieran
televisarlos por su sistema interno los domingos en la mañana mientras
estaban en alta mar.

Al terminar su asignación en el Golfo, el “Reuben James” atracó en
Pearl Harbor. Recibí una invitación para ser huésped de la tripulación
durante una breve excursión al Pacífico. Tras una prolija visita a los
dormitorios y las cubiertas, tomé mi lugar junto al capitán mientras
izábamos ancla y navegábamos hacia las profundas aguas azules con una
tripulación de 800. A una distancia de tierra firme segura, el
destacamento de cañones disparó unas cuantas rondas desde los masivos
cañones del barco.

Mientras que cada marino iba de un lado para otro, observé algo.
Todos sabían exactamente cuál era su rol. Cada persona en ese buque
tenía un trabajo, una función, una responsabilidad y un propósito para
estar allí, esto es, todos menos yo. Yo era el único que estaba de
paseo.

En contraste, unos meses más tarde, mi esposa, Anna, y yo tomamos un
crucero de tres días alrededor de las islas para refrigerio y descanso.
En cubierta, observe a 400 seres humanos, perezosos y dorados por el
sol, circulando alrededor de la piscina mientras 40 obreros uniformados
se desplazaban a su alrededor tratando de mantenerlos felices.

En un momento de reflexión
escuché al Señor decirme: “Mi iglesia necesita ser un barco de guerra y
no un crucero de vacaciones. Si hemos de penetrar la oscuridad y
rescatar almas con las que nos encontremos, no podemos ser un barco de
espectadores. Todos necesitan saber por qué estamos abordo”.

Tomado de “Haciendo Iglesia como Equipo” por Wayne Cordeiro
(Regal)

¡Vamos! ¡Salga usted y anime a sus tropas! Si no lo hace, juro por el
Señor que para esta noche ni un solo soldado se quedará con usted. ¡Y
eso sería peor que todas las calamidades que Su Majestad ha sufrido
desde su juventud hasta ahora!» II Sam 19:7

Timoteo, hijo mío, las cosas que te pido hacer están de acuerdo con
las profecías que se dijeron acerca de ti. Si cumples con ellas serás
como un buen soldado que sabe pelear. I Tim 1:18

es tiempo que como siervos del DIOS viviente tomemos nuestra responsabilidad que tenemos para con el y que nuestro cristianismo sea genuino y no cuestion religiosa  y  para vivir comodamente y conformista ya que nuestro adversario y enemigo de nuestras almas anda como leon rugiente buscando a quien devorar  el diablo vino a matar y destruir cristo vino para que tengamos vida pero en abundancia señores somos soldados de jesucristo y no andamos de excursion como boy scauts tratando de explorar y andar de excursion un fin de semana y despues seguir en la comodidad de nuestra religiosidad  y conformismo cuando el señor dela mies dice que la mies  es mucha mas pocos los obreros  yque debiamos rogarle al señor para que envie mas el tiempo apremia y Dios demandara la responsabilidad como siervo suyo que somos de igual forma de nuestros talentos que hemos hecho con ellos  acordemonos de que el arbol que no da fruto es cortado y echado al fuego asi que si sirvamos a Dios  y que nos encuentre trabajando  cuando el venga o si no pasara lo que jonas  cuando huyo cuando DIOS le mando anunciar a ninive el juicio de Dios que traeria sino se arrepentian de sus malos caminos  a resumidas cuentas como  quiera tuvo que ir hacer la voluntad de Dios  asi que debemos hacer lo que nos toca que al final terminaremos haciendolo de cualquier forma ya que la voluntad de Dios se llevara acabo de todas formas el dijo y hara

"Dios lo
dijo; ¡Él lo hará!"

Por Charles R.
Swindoll

La Biblia testifica
vez tras vez que si Dios lo dijo, Él lo hará: desde el nacimiento del
hijo de Abraham, Isaac, a la posesión de los israelitas de la Tierra
Prometida y su regreso a ella

Para Abraham y Sara, mientras ellos contemplaban
asombrados las vastas constelaciones, la promesa de Dios debe haberles
parecido absolutamente Sin embargo estrambótica.

La Biblia testifica vez tras vez que si Dios lo
dijo, Él lo hará: desde el nacimiento del hijo de Abraham, Isaac, a la
posesión de los israelitas de la Tierra Prometida y su regreso a ella,
de la preservación de un remanente a través de toda la historia a la
bendición de las naciones por medio de ellos. Y cuando Jesús vuelva,
esas antiguas promesas de una tierra, una nación, y una bendición se
cumplirán cuando Cristo se siente en su trono y reine sobre la nación
restaurada de Israel (Mateo 19:28; Apocalipsis 20:4).

En otras palabras, el Señor tiene un futuro para
la nación de Israel. Pablo nos recordó que los dones y el llamamiento
de Dios a Israel son irrevocables (Romanos 11:29). Si Dios lo dijo, Él
lo hará. Él no va a cambiar de parecer ni espiritualizar sus promesas a
mitad del programa. Dios tiene un plan para Israel. No ha quedado en
el olvido, ni ha cambiado, ni se ha cancelado. Y durante la Tribulación
venidera el Señor se preocupará de que un remanente de Dios quede
sellado para salvación, tal como predice el libro de Apocalipsis:

Y oí el número de los sellados: ciento cuarenta y
cuatro mil sellados de todas las tribus de los hijos de Israel
(Apocalipsis 7:4).

Ese remanente de Israel será protegido
divinamente y apartado para un propósito especial. Serán dejados en la
tierra como evangelistas, testigos en los días oscuros de la
Tribulación. Muchos otros vendrán a la fe en Jesucristo por su
testimonio. Serán los pocos escogidos de Dios que verán el cumplimiento
de sus promesas antiguas de que Israel será una bendición a toda las
naciones (Génesis 26:4; Apocalipsis 14:1-5).

Así que, ¿qué significa para nosotros la
fidelidad de Dios a Israel? Permítame darle un recordatorio
estimulante. La fidelidad de Dios a Israel quiere decir que nosotros
podemos confiar en que Él cumplirá sus promesas a nosotros
. La
palabra de Dios es un depósito verificable de promesas. No son sueños y
esperanzas huecas, ni tampoco perogrulladas elocuentes para hacernos
sentir bien, sino promesas; garantías verbales por escrito,
firmadas por el mismo Creador, de cosas específicas que él declara que
hará o que no hará. En un mundo de mentirosos, engañadores, farsantes e
impostores, es un alivio saber que hay Alguien que guarda sus
promesas.

¿Duda usted de la palabra de Dios? ¿Se preocupa
si acaso él pudiera cambiar de parecer en cuanto a usted? ¿Se preocupa
de que a lo mejor usted haya ido más allá de los límites de su infinita
gracia? ¡Imposible! Él nunca lo dejará ni lo abandonará (Hebreos
13:5). Como con Israel, los dones y el llamamiento de Dios son
irrevocables.

En breve, si Dios lo dijo, Él lo hará. Usted
puede contar con eso.

3:17

Hijo del hombre, yo te he puesto por
atalaya á la casa de Israel: oirás pues tú la palabra de mi boca, y
amonestarlos has de mi parte.
3:18
Cuando yo dijere al impío: De
cierto morirás: y tú no le amonestares, ni le hablares, para que el
impío sea apercibido de su mal camino, á fin de que viva, el impío
morirá por su maldad, mas su sangre demandaré de tu mano.
3:19
Y si tú amonestares al impío, y
él no se convirtiere de su impiedad, y de su mal camino, él morirá por
su maldad, y tú habrás librado tu alma.
3:20
Y cuando el justo se apartare
de su justicia, é hiciere maldad, y pusiere yo tropiezo delante de él,
él morirá, porque tú no le amonestaste; en su pecado morirá, y sus
justicias que había hecho no vendrán en memoria; mas su sangre demandaré
de tu mano.
3:21
Y si al justo amonestares para
que el justo no peque, y no pecare, de cierto vivirá, porque fué
amonestado; y tú habrás librado tu alma.

Mateo 9:37
Entonces dijo a sus discípulos: La mies es mucha, pero los obreros
pocos.


Mateo 9:38
Por tanto, rogad al Señor de la mies que envíe obreros a su mies.

Juan 4:35 ¿No
decís vosotros: “Todavía faltan cuatro meses, y después viene la
siega? He aquí, yo os digo: Alzad vuestros ojos y ved los campos que ya
están blancos para la siega.ΚΑΤΑ ΛΟΥΚΑΝ 10:2 Greek
NT: Westcott/Hort with Diacritics

ἔλεγεν δὲ πρὸς αὐτούς· ὁ μὲν θερισμὸς πολύς, οἱ δὲ
ἐργάται ὀλίγοι· δεήθητε οὖν τοῦ κυρίου τοῦ θερισμοῦ ὅπως ἐργάτας ἐκβάλῃ
εἰς τὸν θερισμὸν αὐτοῦ.
Luke
10:2 New American Standard Bible

1995)

And He was saying to them, "The
harvest is plentiful, but the laborers are few; therefore beseech the
Lord of the harvest to send out laborers into His harvest.

Yo tenía un mensaje, dediqué tiempo, oración, búsqueda, pero Él es el
dueño, no hay otro, si tu negocio tiene dos dueños, tendrás problemas,
porque siempre los negocios pueden comenzar muy bien pero cuando los
intereses comienzan a aumentar, a tomar fuerza, siempre va a haber un
socio que va a querer salirse con la suya, y el diablo le gusta salirse
con la suya; el diablo no me lo inventé yo ni la iglesia, Jesucristo
dijo lo siguiente: El diablo es mentiroso y padre de mentira, además de
esto vino a matar, a robar. Dice la Palabra que el diablo vino a matar,
hurtar y destruir. Primero robar y hurtar no es lo mismo, porque si yo
le robo la gorra a un joven y salgo por ahí, inmediatamente él se va a
dar cuenta, me va a caer atrás, va a empezar a vocear y tal vez allá
adelante alguien me coloque los pies y me rompa la boca, y me diga:
“suelta la gorra porque no es tuya”.

Ahora, hurtar es totalmente diferente porque hurtar es como que tomes
una botellita de agua, le hagas un agujero que no se vea, y tienes un
envase debajo y va cayendo, gota a gota, porque el diablo sí tiene
tiempo, nosotros no, el tiempo productivo de un hombre el diablo se lo
roba y cuando viene a despertar ya ni siquiera puede tomar un empleo, se
pasó su vida jugando dominó y bebiendo en la esquina.

Dice Proverbios que “el principio de la sabiduría es el temor a
Dios”, entonces nosotros somos sabios pero no como el mundo, sino que
nuestra sabiduría viene de lo alto, viene de Dios y no va a venir porque
la busquemos, sino porque yo tengo que invertirme; la sabiduría no es
algo que buscas como un loco, lo primero que buscas para alcanzar
sabiduría es abstenerte porque cuando le das rienda suelta al deseo y al
placer y a tomar de allí y a tomar de aquí te conviertes en un necio.
Entonces, para poder aprender primeramente tienes que detenerte y
abstenerte, cuando otros están de parranda, tú estás estudiando, tienes
que abstenerte.

Entonces vemos en Gálatas 5: “Digo pues en el Señor,
andad en el espíritu y no satisfagáis los deseos de la carne, porque el
deseo de la carne es contra el espíritu y el deseo del espíritu es
contra  la carne y estos dos se oponen entre sí para que no hagáis
lo que queréis, pero si sois guiados por el espíritu no estáis
bajo la ley”.

Hay un conflicto en nosotros porque tu carne te dice: “Peca,
levántate tarde, no estudies”, tu carne es parte de ti y no la puedes
ignorar, lo que tienes que hacer es disciplinarla,  ¿y cómo
disciplinamos la carne? Matándola.

Lo que Dios quiere cuando dice que tienes que matar la carne es que
hagas conciencia de quién eres ahora; ya no te perteneces. Si Cristo
está en ti, lo que eres es un vehículo de Cristo, tu cuerpo es parte de
Él. Carne es el conjunto que hacen las ideas, los pensamientos, la
voluntad, es lo primero que se robó el diablo con el diseño anterior que
operaba en tu vida; el diablo para matarte no tiene que verte muerto en
el instante porque él necesita alguien que camine, que pueda ir a un
punto de droga, que pueda acostarse a fornicar, que pueda ofender el
cuerpo que Jesús hizo y que compró en la cruz.

Por eso cuando Adán pecó Dios le dijo lo siguiente: “Si comes del
fruto morirás”, pero él no murió instantáneamente, ¡Ah! pero yo peco y
no he muerto, pero te digo que la distancia entre la muerte y el pecado
es una enfermedad y la enfermedad no fue creada por Dios porque Él no
creó al hombre para después enfermarlo, lo que pasa es que es una
consecuencia de actitudes en tu vida de rebeldía, es una consecuencia de
un estilo de vida que tienes que enderezar o regenerar.

Hay cosas en tu vida que todavía se mantienen porque no has roto, y
lo tienes como una opción, por si acaso Jesucristo no te funciona, te
vas al mundo de nuevo, y tienes que romper con eso, tienes que decir:
“Mi libertad pertenece a Cristo y yo dependo de lo que Él hizo, de lo
que Él hace y de lo que es, y como Él camina voy a caminar”.

Si andáis en el Espíritu…”Eso
es para el pastor, eso es para Enrique, eso es para los líderes”. Dí
conmigo: “Eso es para mí”. Cuando te pones los zapatos, colocas un pie e
imagínate que hay una araña dentro, lo sacas, lo intentas de nuevo, la
misma arañita, lo sacas, ahora hay un escorpión, y eso duele. ¿De quién
son los zapatos primeramente, tienes alguna duda de quién son, quién los
compró, cuánto costaron, son tuyos, verdad?

Dios quiere usar a muchos pero cuando va a hacerlo tienen cosas
dentro que no son de Él… ¿de quién es? Dios dice: “Es mío, no cabe duda,
yo lo compré en la cruz, pero no me lo puedo poner porque están llenos
de lodo, no puede entrar a lugar santo con esos zapatos porque lo ha
maltratado, están torcidos, doblados, están llenos de pecado, de sangre,
fueron y visitaron lugares donde yo no estuve, fueron solos”.

Entonces, el Señor te dice: ¿Hasta cuando yo vendré delante de ti y
buscaré usarte? “Tengo dones, he puesto tantas cosas en ti”. Muchas
veces estamos demandando: “Señor, úsame yo quiero ver esto, yo quiero
hacer aquello”, pero el Señor dice: “Primero empieza a gobernar tu vida,
empieza a disciplinarte, no le hagas caso a la carne porque luego vas
al lugar de donde yo te saqué; te saqué del lodo, del fango, te limpié,
te puse en una vitrina, como zapatos nuevos, dediqué mi tiempo, moldeé
tu suela, te puse nuevecito, te lustré, y puse dentro unas plantillas
nuevecitas con la sangre del Cordero, sin mancha.

Hay quienes dicen: “No, todos somos de Dios”. Claro que todos somos
de Dios, porque dice la Biblia: “De Jehová es la tierra y su
plenitud, el mundo y los que en él habitan”.
Pero, ¿Dios
puede usarlos a todos?

2 Timoteo 2:19,21-26:Mas el fundamento de
Dios está firme, el cual tiene este sello: Conoce el Señor los que son
suyos; y: Apártese de iniquidad todo aquel que nombra el nombre de
Cristo. Empero en una casa grande, no solamente hay vasos de oro y de
plata, sino también de madera y de barro; y asimismo unos para honra, y
otros para deshonra. Así que el que se purificare de estas cosas, será
vaso para honra santificado y útil para los usos del Señor, y aparejado
para toda buena obra.  También, huye de los deseos juveniles; mas sigue
la justicia, la fe, la caridad, la paz, con los que invocan al Señor de
limpio corazón. Empero las cuestiones insensatas e insulsas desecha,
sabiendo que engendran contiendas.  Y el siervo del Señor no debe ser
contencioso, sino manso para con todos, apto para enseñar, sufrido;  Que
con mansedumbre instruya a los que resisten; por si quizá Dios les dé
que se arrepientan, y conozcan la verdad;  Y que se despierten y se
desenreden del lazo del diablo, los que son tomados vivos por él según
su voluntad”.

Estás en la casa de Dios siendo un vaso, todos somos un vaso, uno de
madera, otros de barro, unos para usos viles, otros para usos honrosos;
Él dice: “Yo quiero que todos me honren, entonces serás un vaso de
honra. El Señor te dice: “Es tiempo de limpiarse”. La voluntad es el
arma más poderosa de la tierra, y es neutra no tiene partido, si tú que
eres dueño de tu voluntad decides mantenerte en el pecado, Dios lo
acepta, si tú como dueño de tu voluntad decides salir de esa vida, Dios
te ayuda. ¡Señor, no puedo salir de esto! Te tengo una noticia: Si
comienzas a negarte, ¡el Diablo tendrá que huir!

Santiago 4:7: “Someteos,
pues, a Dios; resistid al diablo, y huirá de vosotros”.
Hay
varones que tienen que darle órdenes a su cuerpo, tu organismo no se
gobierna, él no te dice, él lo que hace es que te lo recomienda pero tú
tienes que ejecutarlo; él te da una recomendación: “Nadie te está
mirando, eso no importa, una vez y ya, más nunca lo vuelves a hacer, y
tú le dices: ¡Ahora abajo, abajo el gobierno! No vas a gobernar más. ¡Resistid
al Diablo!
Dí conmigo: “Resisto, resisto, resisto,
resisto”.

Mujeres, hay varones que están tirando las redes, no creas que eres
la que está más linda,  “por el oír viene la fe” y las
mujeres tienen ese sentido activado, le dicen: ¡Ay tú eres linda!, y
ella ¡Ay sí, yo lo sé! “Resisto, resisto, resisto”.

Joven,  tú no eres el más popular, no lo creas, el diablo anda detrás
de tu llamado por eso te dicen: “Andas montado, tú papá no tiene que
decirte a qué hora llegas, tú tienes un carro, te dio las llaves de la
casa”. Pues ¡no! soy un niño en mi mente y en mi corazón porque quiero
agradar a Dios, no lo hago porque no me estén viendo, lo hago porque
tengo el conocimiento del Santísimo dentro de mí; el sexo y la
sexualidad es de Dios.

Hay experiencias que tu condición actual no puede soportar ni
aguantar; no te dejes presionar, y los que han tenido problemas con
adicciones, el medio te presiona y no te devuelve lo que te robó, muchos
comenzaron con un tabaquito, muchos comenzaron nada más con un roce,
luego fueron adictos al sexo, pornografía, sexo ilícito, películas,
orgías, y hoy te digo: “Dios te quiere guardar de esas experiencias para
llevarte sano al matrimonio, Él te quiere guardar de las amarguras que
te dejan cuando te abandonan”

BASTA YA DICE EL SEÑOR HASTA CUANDO TOMARAS EN SERIO EL MENSAJE DE DIOS JONAS (CRISTIANOS) HE AQUI VIENEN TIEMPOS DIFICILES Y ES TIEMPO DE APERCIBIR  A TODO AQUEL QUE NO HA CONOCIDO EL DON DE DIOS  ATRA VEZ DE SU HIJO JESUCRISTO QUE DIO SU VIDA POR NOSOTROS Y QUE DIOS NOS LLAMARA A CUENTAS  Y TRAERA TODA OBRA A LUZ SEA BUENA O SEA MALA  CADA QUIEN RENDIRA CUENTAS DE SI MISMO Y NO HABRA EXCUSAS ANTE EL TRONO BLANCO CUANDO LOS LIBROS SEAN ABIERTOS Y SEAMOS JUZGADOS CONFORME A LOS ESCRITO EN ELLOS ASI QUE YA LOS HE AMONESTADO Y APERCIBIDO DE VOLVERSE AL OMNIPOTENTE Y TORNARSE A EL LIBRE SOY DE SU SANGRE DE USTEDES DEPENDE NO HAY EXCUSA NI PRETEXTO PARA NO SERVIRLE NO ENDUREZCAMOS EL CORAZON NI SEAMOS CONTUMAZ Y REBELDES VOLVEOS A DIOS HOY QUE HAY TIEMPO ANTES DE LOS MALOS DIAS

Salmos 102:26
Ellos perecerán, pero tú permaneces; y todos ellos como una vestidura
se desgastarán, como vestido los mudarás, y serán cambiados.

Isaías 6:1 En
el año de la muerte del rey Uzías vi yo al Señor sentado sobre un trono
alto y sublime, y la orla de su manto llenaba el templo.

Daniel 2:35
Entonces fueron desmenuzados, todos a la vez, el hierro, el barro, el
bronce, la plata y el oro; quedaron como el tamo de las eras en verano, y
el viento se los llevó sin que quedara rastro alguno de ellos. Y la
piedra que había golpeado la estatua se convirtió en un gran monte que
llenó toda la tierra.

Daniel
7:10
Un río de fuego corría, saliendo de delante de El.
Miles de millares le servían, y miríadas de miríadas estaban en pie
delante de El. El tribunal se sentó, y se abrieron los libros.

Mateo 11:22
Por eso os digo que en el día del juicio será más tolerable el
castigo
para Tiro y Sidón que para vosotras.

Apocalipsis 4:2
Al instante estaba yo en el Espíritu, y vi un trono colocado en el
cielo, y a uno sentado en el trono.

Apocalipsis 6:14
Y el cielo desapareció como un pergamino que se enrolla, y todo monte e
isla fueron removidos de su lugar.

Apocalipsis 12:8
pero no pudieron vencer, ni se halló ya lugar para ellos en el cielo.

Apocalipsis 16:20
Y toda isla huyó, y los montes no fueron hallados.

Apocalipsis 21:1
Y vi un cielo nuevo y una tierra nueva, porque el primer cielo y la
primera tierra pasaron, y el mar ya no existe.

Apocalipsis 21:5
Y el que está sentado en el trono dijo: He aquí, yo hago nuevas todas
las cosas. Y añadió: Escribe, porque estas palabras son fieles y
verdaderas.

Esta entrada fue publicada en Salud y bienestar. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s