profecia israel templo restaurarse cristo viene no es fanatismo ni locura



Israel nació como resultado de la unión de personas que
llegaron desde diferentes países y se juntaron en uno
que por mucho tiempo había sido desolado. Irán, Libia y
Etiopía son naciones involucradas en este ataque
profetizado: las tres son naciones musulmanas que tienen
una relación hostil con Israel (en los días de Ezequiel
estas naciones eran conocidas como Persia,
Fut y Cus). En
este ataque futuro también se encuentra una nación
llamada Gog, que habita en la tierra de Magog en el
norte lejano. Moscú se sitúa directamente al norte de
Jerusalén: hay que tener en cuenta que Rusia ha apoyado
casi siempre a los enemigos de Israel en el pasado.
Rusia fue quien proveyó de armas y aviones a Irak,
Siria, Egipto e Irán en sus respectivas guerras contra
Israel. Este ataque futuro incluye naciones que estarán
en contra de Israel. Otras naciones que se mencionan son
“la casa de Togarma” (o Bet-togarma) y Gomer. Los
armenios se consideran descendientes de Togarma, que era
un proveedor de caballos para las naciones del este
(Ezequiel 27:14): Armenia ofrecía 10.000 caballos a
Babilonia como tributo anual y actualmente es aliada de
Rusia e Irán; Gomer es el padre de las naciones
europeas. Uno de los motivos por los que existe el
estado de Israel es por el antisemitismo europeo y hay
que decir que algunos países de Europa se aliarán contra
Israel en tal conflicto, lo cual podría ser
perfectamente una operación en la que las Naciones
Unidas sancionaran a Israel.


En esta batalla futura Israel obtendrá la victoria sobre
los ejércitos invasores, ya que es una victoria que está
en manos de Dios, quien lucha en beneficio de Israel.
Esta victoria no será para beneficio de Israel, sino
para que el mundo conozca al Dios de Israel:

23 ”Entonces seré engrandecido y
santificado, y seré conocido ante los ojos de muchas
naciones. Y sabrán que yo soy Jehová”. Ezequiel 38:23

21 “En todos mis montes llamaré contra
él a la espada, dice Jehová, el Señor; la espada de cada
cual estará contra su hermano”. Ezequiel 39:21


La victoria de Israel hará que éste se vuelva hacia Dios
y mientras esto ocurra, Israel construirá el Templo.
Israel pondrá su esperanza de ser salvo en este próximo
Templo, pero su esperanza sólo estará en Jesús, el
Mesías, el que fue “eliminado” y rechazado por esta
nación en el siglo I.


Después de la derrota de Gog de Ezequiel 38 y 39,
podemos leer en el capítulo 40 acerca de ciertos planes
para un nuevo Templo. Este Templo será el que exista
mientras el Mesías reine en la Tierra. De hecho, Israel
construirá el Templo para la venida del Mesías, ya que
no ven en Jesús al Mesías. Este Templo será
posteriormente profanado por el “Príncipe que ha de
venir”, por lo que el Templo no salvará a Israel, sino
que sólo lo podrá hacer Jesús.


La construcción por parte de Israel y el pacto de paz
con el “Príncipe que ha de venir” será el principio de
la semana 70 de Daniel. 
      
El Templo
reconstruido


Jesús
también predijo que habría un tercer Templo, después de
la destrucción realizada por los romanos en 70 d.C. En
Mateo 24:2 Jesús les dijo a sus discípulos, después de
que éstos hablaran de la belleza del Templo, que no
quedaría piedra sobre piedra que no fuera derribada, de
lo cual se encargaron los romanos bajo el mandato de
Tito en 70 d.C. Posteriormente, Jesús hace referencia  a
los tiempos del fin, cuando sea destruido el Tercer
Templo, diciendo que causará la abominación desoladora:

14 Y será predicado este evangelio del
Reino en todo el mundo, para testimonio a todas las
naciones, y entonces vendrá el fin.

15 Por tanto, cuando veáis en el Lugar
santo la abominación desoladora de la que habló el
profeta Daniel –el que lee, entienda–,  Mateo
24:14,15


La abominación desoladora se menciona tres veces
en el libro de Daniel (Daniel 9:27, 11:31 y 12:11). y
cada una de ellas hace referencia a la destrucción del
Templo.

Pablo también apunta que es necesario un
Tercer Templo y habla del papel que tendrá el mismo. El
anticristo entrará en el Templo y se autoproclamará
Dios, lo cual concuerda con las palabras de Jesús y
Daniel acerca del papel que tendrá este Templo.

 

3 ¡Nadie os engañe de ninguna manera!,
pues no vendrá sin que antes venga la apostasía y se
manifieste el hombre de pecado, el hijo de perdición, 4
el cual se opone y se levanta contra todo lo que se
llama Dios o es objeto de culto; tanto, que se sienta
en el templo de Dios como Dios, haciéndose pasar por
Dios
.



2ª Tesalonicenses 2:3-4        

La larga ausencia de un Templo y la
unión de Israel también fueron predichas por Oseas. Los
“muchos días” hacen referencia a nuestros días, ya que
la única vez desde los tiempos de Oseas en que no hubo
templo fue durante un período de 70 años, durante 586
a.C. y 516 a.C., y setenta años no es nada en
comparación con los 1900 años que han pasado desde
entonces.           

4 “Porque muchos días estarán los hijos
de Israel sin rey, sin príncipe, sin sacrificio, sin
estatua, sin efod y sin terafines.
5 Después
volverán los hijos de Israel, buscarán a Jehová, su
Dios, y a David, su rey; y temerán a Jehová y a su
bondad al fin de los días”.

Oseas 3:4


            Para reconstruir el Templo judío primero
tiene que haber un deseo de construir en el Monte del
Templo, lo cual hará que el mundo islámico se vuelva en
contra de Israel. No obstante, Israel también se tendrá
que preparar para este Templo: el sacerdocio tendrá que
estar calificado y tendrán que estar preparados objetos
como la Menora, la mesa del pan de la proposición, los
altares y la ropa de los sacerdotes.

            Actualmente una organización
conocida como “the Temple Mount Faithful” (“los fieles
del Monte del Templo”) se está preparando para el Tercer
Templo: en su página web (www.templeinstitute.org) se
pueden ver los detalles de los preparativos.

            Según la Biblia, solamente
podrán ser sacerdotes del Templo un grupo selecto de
descendientes de Aarón. No obstante, una pregunta que la
gente se hace con frecuencia es cómo se puede saber
quién es descendiente de Aarón. Pues bien, el apellido
judío “Cohen” y sus formas derivadas son propios de
sacerdotes: si un hombre tiene este apellido y un árbol
genealógico fácil de determinar se puede pensar que el
hombre en cuestión es un candidato en potencia para ser
sacerdote judío. 

Muchos de los aspectos relacionados con
la reconstrucción del Templo están presentes
actualmente:

 

·        
Israel controla
el Monte del Templo.


  • Hay un grupo de sacerdotes judíos que se están
    preparando para los servicios en el Templo.


  • Muchas de las cosas que se necesitan para las
    reuniones del Templo ya se han construido.
  • Los objetos que fueron sustraídos en 70 d.C. se
    encuentran en Roma bajo control del Vaticano. Se ha
    pedido que vuelvan a su sitio original.


Lo que le falta a Israel para tener el Templo es:


  • El deseo de construirlo

  • Tener capacidad para vencer al poder mundial
    islámico.

  • Una vaca rojiza adecuada
    para purificar el lugar del Monte del Templo.



La vaca rojiza


En
Números 19, Dios le dio a Israel el método para limpiar
a los que se habían corrompido: se trata de un
procedimiento que consistía en coger las cenizas de una
vaca rojiza quemada y mezclarlas con agua para empezar
una ceremonia de purificación. Este sería el
procedimiento para limpiar el Monte del Templo una vez
que se haya empezado o completado la construcción del
Templo.

            Aunque ha habido muchas
vacas que eran casi perfectas, hasta el día de hoy, los
rabíes no han encontrado ninguna vaca rojiza adecuada
para la purificación.

También cabe la posibilidad de que
exista la vaca rojiza perfecta pero que su existencia se
mantenga en secreto. Hay rancheros en Tejas que se
dedican a criar vacuno selectivamente para dar con la
vaca rojiza perfecta.



Números 19

“Jehová habló a Moisés y a Aarón, y les
dijo: 2 «Esta es la ordenanza de la ley que Jehová ha
prescrito, diciendo: Di a los hijos de Israel que te
traigan una vaca rojiza, perfecta, en la cual no haya
falta, sobre la cual no se haya puesto yugo. 3 La daréis
a Eleazar, el sacerdote, quien la sacará fuera del
campamento y la hará degollar en su presencia. 4
Entonces Eleazar, el sacerdote, tomará de la sangre con
su dedo y rociará siete veces con ella hacia la parte
delantera del Tabernáculo de reunión. 5 Después hará
quemar la vaca ante sus ojos; hará quemar su cuero, su
carne, su sangre y hasta su estiércol. 6 Luego tomará el
sacerdote madera de cedro, hisopo y tela roja, y lo
echará en medio del fuego en que arde la vaca”.


            La ausencia de una vaca rojiza, o al menos
el desconocimiento de su existencia, nos indica que el
Tercer Templo se encuentra todavía en un futuro lejano.

Los EE.UU. e Israel


El mundo ve a los EE.UU. como el país gracias al cual
Israel existe. Los enemigos de Israel ven en EE.UU. a
otro enemigo: el dinero y las armas de EE.UU. son el
bastión del estado de Israel, es por eso que los que
quieren destruir a Israel ven en EE.UU. el objetivo
mayor.


No obstante, los EE.UU. no están en las profecías
bíblicas, sino que en su lugar se encuentra el Imperio
Romano reavivado, que es el poder que está tras la
reconstrucción israelí del Templo.


    
        Basándonos en las profecías bíblicas, Europa
se volverá en contra del Islam. Este cambio de actitud
hacia el Islam permitirá que el Anticristo garantice la
seguridad de Israel y el deseo de este pueblo de
reconstruir el Templo. En cuanto a esto, surgen muchas
preguntas:


  • ¿Qué es lo que hace que Europa esté a favor de
    Israel?

  • ¿Qué es lo que hará que Europa se vuelva en contra
    del Islam?

  • ¿Dónde están los EE.UU.? Es en este punto cuando
    tenemos que especular acerca de las respuestas.


La población de los EE.UU. ronda los 300 millones, de
los cuales 50 millones dicen ser cristianos evangélicos
nacidos de nuevo. Los creyentes evangélicos apoyan a
Israel y ven en la existencia de esta nación el
cumplimiento de las profecías Bíblicas, y si a esto se
le suman los grupos de presión a favor de Israel,
podemos ver de dónde procede la postura estadounidense
de apoyo a Israel. Sin este grupo de personas, Estados
Unidos tendría la misma posición rencorosa hacia Israel
que tiene el resto del mundo. El terrorismo islamista
podría hacer que el mundo se volviera en contra del
islamismo fundamentalista
radical, el problema del cual es que se basa en el Islam
auténtico, ya que lo que realmente requiere el Corán es
lo que llevan a cabo los terroristas islamistas. El
terrorismo islamista internacional podría ser la causa
de un cambio en contra de los musulmanes y a favor del
Israel. Este tipo de terrorismo podría paralizar los
EE.UU., lo cual también podría pasarle a este país con
una guerra mundial en la que hubiera armas o terrorismo
nuclear. En Ezequiel se nos dice que será enviado fuego
a los que viven seguros en las costas, ¿podría referirse
esto a los EE.UU.?

Ezequiel 39:6 nos dice:

6 “Y enviaré fuego sobre Magog y sobre
los que habitan seguros en las costas. Y sabrán que yo
soy Jehová”.

Un rapto antes de la tribulación parece
ser la mejor opción para eliminar del mapa a los EE.UU.
como nación líder. Si más de 50 millones de personas son
eliminadas de los EE.UU., lo que ocurrió el 11 de
Setiembre se quedará pequeño. Los que se queden en los
EE.UU. se verán a sí mismos
como europeos, lo cual podría resultar en una
fusión entre europeos y estadounidenses formando así el
mayor poder que el mundo haya conocido.


Israel recogido de las naciones

1 ”Porque Jehová tendrá piedad de Jacob,
de nuevo escogerá a Israel y lo hará reposar en su
tierra
. A ellos se unirán extranjeros, que se
agregarán a la familia de Jacob. 2 Los pueblos los
tomarán y los llevarán a su lugar, y la casa de Israel
los poseerá como siervos y criadas en la tierra de
Jehová. Cautivarán así a los que los cautivaron y
señorearán sobre los que los oprimieron”.

Isaías 14:1-2

22 “Así dijo Jehová el Señor: «He aquí,
yo tenderé mi mano a las naciones y a los pueblos
levantaré mi bandera; traerán en brazos a tus hijos y
tus hijas serán traídas en hombros. 23 Reyes serán tus
ayos y sus reinas, tus nodrizas; con el rostro inclinado
a tierra se postrarán ante ti y lamerán el polvo de tus
pies. Conocerás entonces que yo soy Jehová y que no se
avergonzarán los que esperan en mí. 24 ¿Será quitado el
botín al valiente? ¿Será rescatado el que es cautivo de
un tirano? 25 Pero así dice Jehová: «Quizás el cautivo
sea rescatado del valiente y el botín sea arrebatado al
tirano, pero yo defenderé tu pleito y salvaré a tus
hijos”.

Isaías 49:22-25

 

8 “Dice Jehová el Señor, el que reúne a
los dispersos de Israel: «Aún reuniré en él a otros,
junto con los ya reunidos”.

 Isaías 56:8

15 “Pero después que los haya arrancado,
volveré y tendré misericordia de ellos, y los haré
volver cada uno a su heredad y cada cual a su tierra”.

Jeremías 12:15

14 “No obstante, vienen días, dice
Jehová, en que no se dirá más: “¡Vive Jehová, que hizo
subir a los hijos de Israel de tierra de Egipto!”, 15
sino: “¡Vive Jehová, que hizo subir a los hijos de
Israel de la tierra del norte y de todas las tierras
adonde los había arrojado!”. Pues yo los volveré a su
tierra, la cual di a sus padres”.

Jeremías 16:14-15

3 “Yo mismo recogeré el resto de mis
ovejas de todas las tierras adonde las eché, y las haré
volver a sus pastizales; y crecerán y se multiplicarán.
4 Pondré sobre ellas pastores que las apacienten; y no
temerán más, no se amedrentarán ni serán menoscabadas,
dice Jehová. »Por tanto, vienen días, dice Jehová, en
que no dirán más: “¡Vive Jehová, que hizo subir a los
hijos de Israel de la tierra de Egipto!”, 8 sino: “¡Vive
Jehová, que hizo subir y trajo la descendencia de la
casa de Israel de tierra del norte y de todas las
tierras adonde yo los había echado!”. Y habitarán en su
tierra”.

Jeremías  23:3-4,7-8

1 “Palabra de Jehová que vino a
Jeremías, diciendo: 2 «Así habló Jehová, Dios de Israel:
Escribe en un libro todas las palabras que te he
hablado. 3 Porque vienen días, dice Jehová, en que haré
volver a los cautivos de mi pueblo de Israel y de Judá,
ha dicho Jehová, y los traeré a la tierra que di a sus
padres, y la disfrutarán. 11 Porque yo estoy contigo
para salvarte, dice Jehová, y destruiré a todas las
naciones entre las cuales te esparcí. Pero a ti no te
destruiré, aunque te castigaré con justicia: de ninguna
manera te dejaré sin castigo”. 18 Así ha dicho Jehová:
«He aquí yo hago volver a los cautivos de las tiendas de
Jacob, y de sus tiendas tendré misericordia; la ciudad
será edificada sobre su colina, y el palacio será
asentado en su lugar”.

Jeremías 30

8 Yo los hago volver de la tierra del
norte, los reuniré de los extremos de la tierra; entre
ellos, juntamente, a ciegos y a cojos, a la mujer que
está encinta y a la que dio a luz. En gran compañía
volverán acá. 9 Irán con llanto, mas con misericordia
los haré volver y los haré andar junto a arroyos de
aguas, por camino derecho en el cual no tropezarán,
porque yo soy el padre de Israel, y Efraín es mi
primogénito. 10 ¡Oíd palabra de Jehová, naciones, y
hacedlo saber en las costas que están lejos! Decid: “El
que dispersó a Israel, lo reunirá y guardará, como el
pastor a su rebaño”,

Jeremías 31:8-10

34 “Os sacaré de entre los pueblos y os
reuniré de las tierras en que estáis esparcidos, con
mano fuerte y brazo extendido, y en el ardor de mi ira;
35 os traeré al desierto de los pueblos y allí litigaré
con vosotros cara a cara. 36 Como litigué con vuestros
padres en el desierto de la tierra de Egipto, así
litigaré con vosotros, dice Jehová, el Señor. 37 Os haré
pasar bajo la vara y os haré entrar en los vínculos del
pacto; 38 y apartaré de entre vosotros a los rebeldes y
a los que se rebelaron contra mí; de la tierra de sus
peregrinaciones los sacaré, pero en la tierra de Israel
no entrarán. Y sabréis que yo soy Jehová.

39 Y a vosotros, casa de Israel, así ha
dicho Jehová, el Señor: Ande cada uno de vosotros tras
sus ídolos y sírvalos, si es que a mí no me obedecéis;
pero no profanéis más mi santo nombre con vuestras
ofrendas y con vuestros ídolos.

40 Pero en mi santo monte, en el alto
monte de Israel, dice Jehová, el Señor, allí me servirá
toda la casa de Israel, toda ella en la tierra; allí los
aceptaré, y allí demandaré vuestras ofrendas y las
primicias de vuestros dones, con todas vuestras cosas
consagradas”.



Ezequiel 20:34-40

24 “Nunca más será a la casa de Israel
una espina desgarradora ni un aguijón que le cause dolor
en medio de cuantos la rodean y la menosprecian. Y
sabrán que yo soy Jehová. 25 Así ha dicho Jehová, el
Señor: Cuando recoja a la casa de Israel de los pueblos
entre los cuales está esparcida, entonces me santificaré
en ellos ante los ojos de las naciones, y habitarán en
su tierra, la cual di a mi siervo Jacob. 26 Habitarán en
ella seguros; edificarán casas y plantarán viñas.
Vivirán confiadamente, cuando yo haga juicios en todos
los que los despojan en sus alrededores. Y sabrán que yo
soy Jehová, su Dios”.

Ezequiel 28:24-27

10 “Yo haré que se multipliquen los
hombres sobre vosotros, a toda la casa de Israel, a toda
ella. Las ciudades serán habitadas y edificadas las
ruinas. 11 Multiplicaré sobre vosotros hombres y ganado:
serán multiplicados y crecerán. Os haré habitar como
solíais hacerlo antiguamente, y os haré mayor bien que
en vuestros comienzos. Y sabréis que yo soy Jehová. 12 Y
haré andar hombres sobre vosotros, a mi pueblo Israel.
Tomarán posesión de ti, tú les serás por heredad y nunca
más les matarás a sus hijos.

24 Y yo os tomaré de las naciones, os
recogeré de todos los países y os traeré a vuestro país.
33 Así ha dicho Jehová, el Señor: El día que os
purifique de todas vuestras iniquidades, haré también
que sean habitadas las ciudades, y las ruinas serán
reedificadas. 34 La tierra asolada será labrada, después
de haber permanecido asolada ante los ojos de todos los
que pasaban. 35 Y dirán: ‘Esta tierra desolada se ha
convertido en un huerto de Edén, y estas ciudades
arruinadas, desoladas y destruidas, están fortificadas y
habitadas’. 36 Y las naciones que queden en vuestros
alrededores sabrán que yo reedifiqué lo que estaba
derribado y planté lo que estaba desolado; yo, Jehová,
he hablado, y lo haré”.

Ezequiel 36:10-12,24,33-36

12 “Por tanto, profetiza, y diles que
así ha dicho Jehová, el Señor: Yo abro vuestros
sepulcros, pueblo mío; os haré subir de vuestras
sepulturas y os traeré a la tierra de Israel. 13 Y
sabréis que yo soy Jehová, cuando abra vuestros
sepulcros y os saque de vuestras sepulturas, pueblo mío.
14 Pondré mi espíritu en vosotros y viviréis, y os
estableceré en vuestra tierra. Y sabréis que yo, Jehová,
lo dije y lo hice, dice Jehová».

21 y les dirás: “Así ha dicho Jehová, el
Señor: Yo tomo a los hijos de Israel de entre las
naciones a las cuales fueron; los recogeré de todas
partes y los traeré a su tierra. 22 Haré de ellos una
sola nación en la tierra, en los montes de Israel, y un
mismo rey será el rey de todos ellos. Nunca más estarán
divididos en dos reinos”.



Ezequiel 37:12-14,21-22

8 “De aquí a muchos días serás visitado;
al cabo de los años vendrás al país salvado de la
espada, contra gentes recogidas de entre muchos pueblos
en los montes de Israel, que siempre fueron una
desolación. Fueron sacadas de entre las naciones y todas
ellas vivirán confiadamente”.

Ezequiel 38:8

23 “Y sabrán las naciones que la casa de
Israel fue llevada cautiva por su pecado, por cuanto se
rebelaron contra mí, y que yo escondí de ellos mi
rostro, los entregué en manos de sus enemigos y cayeron
todos a espada. 24 Conforme a su inmundicia y conforme a
sus rebeliones hice con ellos, y de ellos escondí mi
rostro.

25 Por tanto, así ha dicho Jehová, el
Señor: Ahora voy a hacer que vuelvan los cautivos de
Jacob. Tendré misericordia de toda la casa de Israel y
me mostraré celoso por mi santo nombre. 26 Ellos
sentirán su vergüenza por toda su rebelión con que se
rebelaron contra mí, cuando habiten en su tierra con
seguridad y no haya quien los espante; 27 cuando los
saque de entre los pueblos y los reúna de la tierra de
sus enemigos, y sea santificado en ellos ante los ojos
de muchas naciones. 28 Y sabrán que yo soy Jehová, su
Dios, cuando, después de haberlos llevado al cautiverio
entre las naciones, los reúna sobre su tierra, sin dejar
allí a ninguno de ellos. 29 No esconderé más de ellos mi
rostro; porque habré derramado de mi Espíritu sobre la
casa de Israel, dice Jehová, el Señor”.

Ezequiel 39:23-29

10 “Con todo, el número de los hijos de
Israel será como la arena del mar, que no se puede medir
ni contar. Y en el lugar donde se les dijo: «Vosotros no
sois mi pueblo», se les dirá: «Sois hijos del Dios
viviente».11 Se congregarán los hijos de Judá y de
Israel, nombrarán un solo jefe y se levantarán de la
tierra, porque grande será el día de Jezreel”. Oseas
1:10-11

9 “No ejecutaré el ardor de mi ira ni
volveré a destruir a Efraín, porque Dios soy, no hombre;
soy el Santo en medio de ti, y no entraré en la ciudad».
10 En pos de Jehová caminarán. Él rugirá como un león;
rugirá, y los hijos vendrán temblando desde el
occidente”.

Oseas 11:9-10

 9 “Porque, yo mandaré que la casa de
Israel sea zarandeada entre todas las naciones, como se
zarandea el grano en una criba sin que caiga un granito
en la tierra”.

Amós 9:9

3 “Pero los dejará hasta el tiempo que
dé a luz la que ha de dar a luz, y el resto de sus
hermanos volverá junto a los hijos de Israel. 4 Y él se
levantará y los apacentará con el poder de Jehová, con
la grandeza del nombre de Jehová, su Dios; y morarán
seguros, porque ahora será engrandecido hasta los
confines de la tierra”.

Miqueas 5:3-4

6 ”¡Eh, eh!, huid de la tierra del
norte, dice Jehová, pues por los cuatro vientos de los
cielos os esparcí, dice Jehová.

7 ¡Eh, Sión, tú que moras con la hija de
Babilonia, escápate!». 8 Así ha dicho Jehová de los
ejércitos: «Tras la gloria me enviará él a las naciones
que os despojaron, porque el que os toca, toca a la niña
de mi ojo. 9 Yo alzo mi mano sobre ellos, y serán
saqueados por sus propios siervos». Así sabréis que
Jehová de los ejércitos me envió”.

Zacarías 2:6-9

7 “Así ha dicho Jehová de los ejércitos:
Yo salvo a mi pueblo de la tierra del oriente y de la
tierra donde se pone el sol; 8 los traeré y habitarán en
medio de Jerusalén. Ellos serán mi pueblo, y yo seré su
Dios en verdad y en justicia”.

 Zacarías 8:7-8

6 “Yo fortaleceré la casa de Judá y
guardaré la casa de José. Los haré volver, porque de
ellos tendré piedad; serán como si no los hubiera
desechado, porque yo soy Jehová, su Dios, y los oiré. 7
Será Efraín como valiente y se alegrará su corazón como
con el vino; sus hijos lo verán y también se alegrarán,
su corazón se gozará en Jehová.   8 Yo los llamaré con
un silbido y los reuniré, porque los he redimido; serán
multiplicados tanto como lo fueron antes. 9 Pero yo los
esparciré entre los pueblos, y aun en lejanos países se
acordarán de mí; vivirán con sus hijos y volverán. 10
Porque yo los traeré de la tierra de Egipto y los
recogeré de Asiria; los traeré a la tierra de Galaad y
del Líbano, y no les bastará. 11 La tribulación pasará
por el mar: él herirá en el mar las ondas y se secarán
todas las profundidades del río. La soberbia de Asiria
será derribada y se perderá el cetro de Egipto. 12 Yo
los fortaleceré en Jehová, y caminarán en mi nombre,
dice Jehová”.

Zacarías 10:6-12



Esta entrada fue publicada en Salud y bienestar. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s